traducciones juradas

Traducciones juradas español<>holandés

Traducciones oficiales, legalmente firmadas, selladas y certificadas, para la combinación holandés-español. Traducciones juradas con validez tanto en España y como en Bélgica, Holanda…

ESmedo > Traductores jurados > holandés > Traductores jurados de holandés
traducciones juradas profesionales

¿Te han pedido una traducción jurada al holandés de algún contrato o documento oficial y no sabes por dónde empezar?

Nuestra agencia de traducciones te ofrece un servicio rápido de traducciones juradas de español a holandés o de holandés a español. Las traducciones juradas son documentos parecidos a los que emite un Notario, ya que se certifica que la traducción dice exactamente lo mismo que el original, por lo que tiene carácter oficial. Si necesitas firmar contratos, poderes o seguros en el extranjero, o presentar tu expediente académico en una universidad de, por ejemplo, Bélgica, Holanda, posiblemente te pedirán una traducción jurada al holandés.

El término «jurado» significa que la traducción ha sido firmada, sellada y certificada por un traductor oficial de holandés autorizado. Es importante no confundir traducción jurada con traducción jurídica o legal (para más información: Traductor legal holandés).

Si quieres saber cuánto te va a costar, mándanos una copia escaneada bien visible (no sirven fotografías), la combinación de idiomas (entre el holandés y cualquier idioma) y el plazo de entrega de que dispones.

¿Dónde se habla holandés?

De los casi 24 millones de personas que hablan neerlandés (nederlands en holandés) en los Países Bajos, Bélgica (flamenco) y Sudáfrica (afrikáans), casi el 90% tiene acceso a Internet.

 

Traductores oficiales de holandés

Nuestros traductores oficiales de lengua neerlandesa son nativos hispanohablantes o holandeses, están especializados en ámbitos jurídicos y técnicos, y han sido habilitados para firmar y sellar sus traducciones.

Apostilla de la Haya

La Apostilla es un formulario en que un Notario o funcionario certifica que la firma rubricada en un documento es auténtica. Muchos documentos oficiales en holandés van acompañados de una Apostilla. Si tienes que presentar algún documento en otro territorio (como Bélgica, Holanda), seguramente lo más conveniente será apostillar la traducción.

Apostilla de La Haya

Organismos oficiales

En España, las traducciones certificadas o juradas de holandés las llevan a cabo traductores nombrados por el Ministerio. En otros países, son traductores habilitados por tribunales, organismos oficiales y en algunos casos asociaciones profesionales de traductores.

Plazos de entrega

Las traducciones juradas de holandés de documentos cortos no suelen demorarse más de 2 o 3 días, pero todo depende de la disponibilidad. Si lo solicitas, podemos enviarte una copia escaneada por e-mail, y posteriormente el original por mensajería.

Precio de una jurada de holandés

Las traducciones juradas español-holandés o holandés-español se presupuestan casi siempre en base al número de palabras, si bien existe una tarifa mínima. El presupuesto incluirá siempre los gastos de mensajería.

Solicita presupuesto de traducción jurada de holandés

Documentos

Entre los documentos para los cuales se suele requerir traducción jurada/oficial, desde o hacia el holandés, se incluyen: diplomas, certificados de estudios, expedientes, contratos, escrituras, demandas, resoluciones judiciales, estatutos sociales, certificados de nacimiento, matrimonio o defunción, libros de familia o testamentos, entre otros.

¿Qué sabes del holandés?

El holandés o neerlandés tiene su origen en el dialecto franconio del bajo alemán. En el siglo XII pasó a ser el idioma literario del neerlandés medio.

Desde el siglo XVII el nuevo neerlandés se convirtió en una lengua totalmente independiente, y en Sudáfrica derivó en una lengua dialectal llamada Afrikaans (también conocida como “holandés del Cabo”).

El holandés o neerlandés es una lengua germánica occidental con unos 28 millones de hablantes (en 2012), principalmente en los Países Bajos y Bélgica. Existen pequeñas comunidades de habla holandesa en el norte de Francia, alrededor de Dunkerque. El holandés también se habla en Aruba, las Antillas Holandesas, Surinam y en Indonesia.

La forma oficial o estándar del neerlandés se conoce como Algemeen Beschaafd Nederlands (ABN), 'Neerlandés General Civilizado'. Se enseña en las escuelas y es utilizado por las autoridades de los Países Bajos, Flandes (Bélgica), Surinam y las Antillas Neerlandesas. Una asociación conocida como Taalunie (Unión de Lenguas), que fue creada por los gobiernos de los Países Bajos y de Flandes, regula la ortografía y la ortografía de la ABN. Los nombres alternativos para la ABN son Algemeen Nederlands (AN), Holandés General, y Standaardnederlands, Holandés Estándar.

Los dialectos holandeses que se hablan en Bélgica se conocen como flamenco (Vlaams). Se diferencian en cierta medida del holandés hablado en los Países Bajos por la entonación y pronunciación, y hay pequeñas diferencias en el vocabulario, incluyendo palabras prestadas del francés y del inglés que no se encuentran en el holandés estándar.

El idioma holandés evolucionó a partir del dialecto Bajo Franconio (Niederfränkisch) del bajo alemán. El primer ejemplo conocido de escritura del Viejo Franconio aparece en un manuscrito latino del siglo IX, las Leyes de los Francos Sálicos, y en las traducciones de los Salmos. Sobrevive alguna poesía escrita en neerlandés medio que data de los siglos XII y XIII. La traducción holandesa de la Biblia, el Staten-Bijbel, de 1619-1637, fue una de las primeras obras importantes del holandés moderno.

¿Necesitas ayuda?

11 + 2 =

La lengua neerlandesa

El holandés o neerlandés tiene su origen en el dialecto franconio del bajo alemán. En el siglo XII pasó a ser el idioma literario del neerlandés medio.

Desde el siglo XVII el nuevo neerlandés se convirtió en una lengua totalmente independiente, y en Sudáfrica derivó en una lengua dialectal llamada Afrikaans (también conocida como “holandés del Cabo”).

El holandés o neerlandés es una lengua germánica occidental con unos 28 millones de hablantes (en 2012), principalmente en los Países Bajos y Bélgica. Existen pequeñas comunidades de habla holandesa en el norte de Francia, alrededor de Dunkerque. El holandés también se habla en Aruba, las Antillas Holandesas, Surinam y en Indonesia.

La forma oficial o estándar del neerlandés se conoce como Algemeen Beschaafd Nederlands (ABN), 'Neerlandés General Civilizado'. Se enseña en las escuelas y es utilizado por las autoridades de los Países Bajos, Flandes (Bélgica), Surinam y las Antillas Neerlandesas. Una asociación conocida como Taalunie (Unión de Lenguas), que fue creada por los gobiernos de los Países Bajos y de Flandes, regula la ortografía y la ortografía de la ABN. Los nombres alternativos para la ABN son Algemeen Nederlands (AN), Holandés General, y Standaardnederlands, Holandés Estándar.

Los dialectos holandeses que se hablan en Bélgica se conocen como flamenco (Vlaams). Se diferencian en cierta medida del holandés hablado en los Países Bajos por la entonación y pronunciación, y hay pequeñas diferencias en el vocabulario, incluyendo palabras prestadas del francés y del inglés que no se encuentran en el holandés estándar.

El idioma holandés evolucionó a partir del dialecto Bajo Franconio (Niederfränkisch) del bajo alemán. El primer ejemplo conocido de escritura del Viejo Franconio aparece en un manuscrito latino del siglo IX, las Leyes de los Francos Sálicos, y en las traducciones de los Salmos. Sobrevive alguna poesía escrita en neerlandés medio que data de los siglos XII y XIII. La traducción holandesa de la Biblia, el Staten-Bijbel, de 1619-1637, fue una de las primeras obras importantes del holandés moderno.