traducciones juradas

Agencia de traducciones técnicas español<>holandés

La calidad es siempre nuestra máxima prioridad, por eso en ESmedo seleccionamos a traductores nativos de habla neerlandesa con competencias lingüísticas y excelentes conocimientos técnicos. ¿Necesitas traducir al holandés un manual de instrucciones?

ESmedo > Traducciones técnicas > holandés > Traducción técnica holandés

Traducción técnico-científica en lengua neerlandesa

Cuando traduces documentación técnica al holandés, te aseguras de que tus clientes holandeses entienden cómo funciona tu producto. La presencia de la ciencia y la tecnología en la vida diaria es tal que resulta imprescindible planificar bien la gestión de las traducciones técnicas holandés-español o español-holandés. Hoy en día, la traducción de documentos técnicos en holandés (guías de usuario, instrucciones de uso, patentes, informes, peritajes, etc.) es crucial para aquellas empresas que desean introducirse en otros mercados como los de Bélgica, Holanda…  La dificultad para un traductor es doble: traducir correctamente la terminología técnica, pero también adaptarse a la cultura de habla neerlandesa local.

La precisión y meticulosidad en nuestro trabajo son esenciales, ya que el mínimo error en una traducción técnica de holandés puede tener serias consecuencias. El mundo de la tecnología se basa en documentos técnicos claros y concisos. Sin embargo, ¿quién no se ha encontrado con algún manual de instrucciones de algún electrodoméstico totalmente incomprensibles? O peor aún, con errores gramaticales y sintácticos que empobrecen la imagen de la empresa frente a nuestros clientes hispanohablantes o holandeses.

Conviene recordar que en una traducción técnica entre cualquier idioma y el holandés siempre tenemos que fijarnos en dos factores: el técnico y el lingüístico. Por ello, y también porque los traductores tienen que estar formándose constantemente, este tipo de servicios de traducción suelen ser más costosos que traducir un texto general.

La documentación técnica se necesita para demostrar que se cumplen con las normas y directivas nacionales e internacionales. Patentes, manuales de usuario o instrucciones de seguridad: estos documentos acreditan que todos los procedimientos comerciales y de funcionamiento son correctos y conformes con la ley. 

Si no presentas toda esta documentación, tu empresa corre el peligro de perder clientes holandeses o, lo que es peor, de que se prohíba la comercialización de tu producto en Bélgica, Holanda. Invertir en la traducción de tu documentación técnica le da a tu empresa una seguridad a largo plazo. Por otra parte, es un signo de profesionalidad ante tus clientes, empleados y socios comerciales.

Una buena traducción demuestra que tu empresa se preocupa porque tus empleados y proveedores tengan toda la información tanto en español como en holandés, y porque trabajen en buenas condiciones.

Traducciones técnicas español-holandés

Las empresas necesitan disponer de traducciones técnicas del holandés cuando compran productos de proveedores extranjeros (Bélgica, Holanda…) y tienen que documentar procesos internos de conformidad. Siempre que hagan negocios con empresas de habla neerlandesa necesitarán traducciones fiables.

Del mismo modo, cuando tu empresa venda productos y servicios en Bélgica, Holanda, deberá suministrar toda la documentación en holandés.

Por traducción técnica se entienden textos como manuales de funcionamiento o sitios web especializados. Lo más demandado es la traducción de cadenas de textos de software, patentes y manuales de usuario. Nuestra agencia de traducción técnica traduce desde o hacia el holandés todo tipo de documentos, como descripciones y fichas técnicas, patentes, fichas técnicas de productos, informes técnicos y científicos, procedimientos operativos estándar (POE) o fichas de datos de seguridad (FDS).

Cadenas de textos

La traducción y localización español-holandés de cadenas de textos para software exige un mínimo de conocimientos técnicos. La traducción de cadenas de software es un área específica de la traducción técnica. En primer lugar, y antes de empezar a traducir, el gestor de proyectos tiene que importar correctamente los ficheros para extraer el texto a traducir, dejar intacto el código y respetar la codificación de caracteres. Como suele tratarse de comandos o palabras aisladas, es importante que el traductor de español-holandés disponga de referencias y del contexto en que se utilizará la traducción. Nunca está de más ver algunas pantallas del software.

Patentes

Los traductores y lingüistas que traducen patentes entre holandés y español son expertos en la materia. La redacción de patentes emplea un lenguaje muy específico, con unos rígidos requisitos legales y prácticos.

Las patentes describen una serie de datos técnicos, referidos también a futuras aplicaciones de la invención, pero sin revelar toda la información importante.

Manuales de usuario

Traducir manuales de usuario de español a holandés, o viceversa, exige sólidos conocimientos en un campo concreto, y la capacidad de expresar conceptos complejos con un lenguaje sencillo. Es un tipo de traducción muy demandado, ya que todas las empresas de tecnología que entablan relaciones comerciales con Bélgica, Holanda, necesitan que sus manuales de usuario sean traducidos correctamente al holandés.

Especialistas nativos

La calidad de nuestros traductores nativos de holandés se basa en una meticulosa selección de perfiles en base a los méritos académicos y experiencia profesional como técnicos y científicos. Nuestros lingüistas son nativos holandeses y traducen siempre hacia cualquiera de las variantes del holandés de Bélgica, Holanda

Los traductores técnicos no solo conocen la terminología técnica, sino que entienden el campo y garantizan que la traducción sea comprensible en su conjunto.

Por otra parte, cada sector que se apoya en traducciones técnicas trabaja con terminología específica y a veces con una determinada jerga técnica. Alguien que no esté vinculado con el sector no podrá suministrar traducciones precisas, simplemente porque no está familiarizado con la terminología que utilizan médicos, ingenieros o químicos.

Para que las traducciones técnicas español-holandés salgan bien, los especialistas acuden a herramientas de ayuda a la traducción. Estas herramientas permiten a los lingüistas ofrecer un servicio de calidad sin importar lo compleja que sea la terminología. Con un buen glosario de términos y una memoria de traducción bien gestionada nos aseguramos de que las traducciones sean homogéneas. Esto es imprescindible en las traducciones técnicas, donde los lingüistas trabajan con mucha documentación.

Tecnologías de traducción

Para proyectos complejos de traducción técnica holandés-español o español-holandés creamos glosarios terminológicos especializados, previa verificación y aprobación del cliente. Asimismo creamos memorias de traducción (archivos bilingües holandés<>español), lo que garantiza la coherencia de todas las traducciones, agiliza el proceso y supone un importante ahorro. Para cada cliente creamos una memoria donde almacenamos todas las traducciones y que conservamos para futuros proyectos.

¿Sabías que…?

De los casi 24 millones de personas que hablan neerlandés (nederlands en holandés) en los Países Bajos, Bélgica (flamenco) y Sudáfrica (afrikáans), casi el 90% tiene acceso a Internet.

Otros servicios en holandés:

¿Necesitas ayuda?

1 + 12 =

Solicita presupuesto sin compromiso

Breve historia del holandés

El holandés o neerlandés tiene su origen en el dialecto franconio del bajo alemán. En el siglo XII pasó a ser el idioma literario del neerlandés medio.

Desde el siglo XVII el nuevo neerlandés se convirtió en una lengua totalmente independiente, y en Sudáfrica derivó en una lengua dialectal llamada Afrikaans (también conocida como “holandés del Cabo”).

El holandés o neerlandés es una lengua germánica occidental con unos 28 millones de hablantes (en 2012), principalmente en los Países Bajos y Bélgica. Existen pequeñas comunidades de habla holandesa en el norte de Francia, alrededor de Dunkerque. El holandés también se habla en Aruba, las Antillas Holandesas, Surinam y en Indonesia.

La forma oficial o estándar del neerlandés se conoce como Algemeen Beschaafd Nederlands (ABN), 'Neerlandés General Civilizado'. Se enseña en las escuelas y es utilizado por las autoridades de los Países Bajos, Flandes (Bélgica), Surinam y las Antillas Neerlandesas. Una asociación conocida como Taalunie (Unión de Lenguas), que fue creada por los gobiernos de los Países Bajos y de Flandes, regula la ortografía y la ortografía de la ABN. Los nombres alternativos para la ABN son Algemeen Nederlands (AN), Holandés General, y Standaardnederlands, Holandés Estándar.

Los dialectos holandeses que se hablan en Bélgica se conocen como flamenco (Vlaams). Se diferencian en cierta medida del holandés hablado en los Países Bajos por la entonación y pronunciación, y hay pequeñas diferencias en el vocabulario, incluyendo palabras prestadas del francés y del inglés que no se encuentran en el holandés estándar.

El idioma holandés evolucionó a partir del dialecto Bajo Franconio (Niederfränkisch) del bajo alemán. El primer ejemplo conocido de escritura del Viejo Franconio aparece en un manuscrito latino del siglo IX, las Leyes de los Francos Sálicos, y en las traducciones de los Salmos. Sobrevive alguna poesía escrita en neerlandés medio que data de los siglos XII y XIII. La traducción holandesa de la Biblia, el Staten-Bijbel, de 1619-1637, fue una de las primeras obras importantes del holandés moderno.