traducciones juradas

Agencia de traducciones financieras en holandés

Los bancos e instituciones financieras confían en nuestros servicios de traducción financiera para traducir al holandés la documentación más comprometida. Si quieres expandir mercados e internacionalizar tus productos resulta imprescindible contar con una agencia de traducción de confianza.

ESmedo > Traducciones financieras > holandés > Traductor financiero holandés

Traducciones financieras en lengua neerlandesa

Nuestros traductores holandés<>español de documentación financiera y bancaria son especialistas que ya han trabajado en el sector y ahora se dedican a la traducción.  La mejor combinación es trabajar con traductores financieros especializados en los mercados de Bélgica, Holanda…, pero con una amplia experiencia como lingüistas.

Nuestros traductores nativos holandeses o hispanohablantes están familiarizado con el lenguaje de las finanzas y la economía, poseen experiencia en textos financieros y aplican un control de calidad sistemático para revisar la traducción final en holandés o español.

Al igual que las traducciones jurídicas y comerciales, las traducciones financieras en lengua neerlandesa se utilizan en todos los ámbitos privados y comerciales. Nuestros servicios están enfocados a bancos e inversores, y también a bufetes de abogados, aseguradoras, notarías, constructoras, hoteles, mútuas médicas, ministerios y organizaciones sin ánimo de lucro.

Los inversores quieren estar bien informados

Antes de invertir en tu empresa o negocio, estos inversores ubicados en Bélgica, Holanda querrán ver informes anuales, notas de prensa o presentaciones.  Y lo más importante: querrán disponer de información precisa y accesible en holandés.

Un traductor profesional español<>holandés ofrece un servicio que te ayuda a transmitir toda esta información a tus potenciales clientes e inversores holandeses. En primer lugar, la web de un banco correctamente traducida al holandés permitirá a sus clientes acceder en cualquier momento a los datos y estadísticas de sus cuentas.  En segundo lugar, una correspondencia comercial en un holandés fluido facilitará la comunicación entre las partes. Por último, traducir correctamente los informes financieros mejorará la imagen de marca facilitando a los accionistas datos fiables.

Cualquier banco que desee operar más allá de sus fronteras y establecerse en Bélgica, Holanda deberá afrontar el coste de estas traducciones. ¿Quieres atraer a inversores que hablen cualquiera de los dialectos de la lengua neerlandesa?  La solución es traducir.

Los bancos con filiales en Bélgica, Holanda necesitan una coherencia de marca

Si tu banco o entidad financiera lleva muchos años operando en Bélgica, Holanda, tus clientes confiarán en ti porque tu imagen corporativa transmite tus valores y refleja la calidad que ofreces. Tu imagen mejora con una traducción y localización de calidad, realizada por traductores nativos de holandés que sepan adaptar tus campañas de marketing y tus mensajes a la cultura neerlandesa. Nuestra agencia de traducción ofrece todo tipo de servicios de traducción español<>holandés: subtítulos en videos explicativos, testamentos o formularios de la Agencia Tributaria.

Desde Citigroup hasta el Santander: todos los bancos internacionales conocen la importancia de una imagen corporativa coherente. Estos bancos invierten en marketing una parte importante de su presupuesto, sobre todo para llegar a clientes extranjeros (de Bélgica, Holanda o de cualquier lugar del mundo). Recuerda que, en mercados emergentes con diferencias lingüísticas, demográficas y culturales, el éxito depende del reconocimiento de marca.

Personaliza tus contenidos

Los bancos e instituciones financieras suministran a las empresas un capital que atraviesa fronteras culturales y lingüísticas. Y lo más importante, sus servicios ayudan a emprendedores a crear riqueza y a aumentar el PIB de su país.

Para poder internacionalizar estos servicios, necesitan hablar a sus clientes en su propio idioma (español, holandés, etc) y ganarse su confianza. La traducción hace que esto sea posible. En lugar de invertir parte de tu presupuesto en solucionar las consecuencias de unas traducciones financieras deficientes, tendrás la seguridad de que tus contenidos representan fielmente los valores de tu empresa. Una traducción personalizada de holandés se enfoca en tus clientes y mercados holandeses, lo que se refleja en tus resultados.

Al fin y al cabo, una comunicación precisa y correcta permitirá a tu banco expandirse a mercados como los de Bélgica, Holanda.

Banca

Bancos y particulares nos confían sus traducciones al holandés. Sucede a menudo que los bancos abren sucursales en otros territorios como Bélgica, Holanda…donde la lengua oficial es el holandés y no la de la sede central. Aquí es donde se necesita un proveedor fiable de traducciones. Lo mismo sucede con regiones con una importante población de inmigrantes que no hablan la lengua oficial del país. Estos bancos y particulares necesitan traducciones precisas y claras en sus transacciones diarias.

En las traducciones bancarias de holandés de informes anuales y financieros, y otros documentos bancarios, no existe margen de error. Además de colaborar con profesionales especializados y altamente cualificados, aplicamos un minucioso control de calidad y, si el cliente lo solicita, las traducciones son revisadas por segundos traductores holandeses.

 

Seguros

Los documentos de seguros tienen importantes implicaciones legales, tanto para la persona que compra el seguro como para la compañía que lo suministra. La traducción de documentos de seguros al holandés es un ámbito muy especializado que requiere conocer tanto el idioma como el sector de los seguros en Bélgica, Holanda.

La traducción al holandés de documentos de seguros debe ser impecable. La adopción de nuevas tecnologías nos permite ofrecer precios asequibles. Intentamos ajustar nuestras tarifas en la medida de lo posible sin comprometer la calidad. Todas las traducciones holandés-español o español-holandés son sometidas a un exhaustivo control de calidad lingüística.

i

Documentos

Traducimos al holandés documentos como:

Estados financieros

Cuentas anuales

Formularios fiscales

Pólizas de seguros

Balances de situación

Registros contables

Nóminas

Informes de viabilidad

 

v

¿Sabías que...?

De los casi 24 millones de personas que hablan neerlandés (nederlands en holandés) en los Países Bajos, Bélgica (flamenco) y Sudáfrica (afrikáans), casi el 90% tiene acceso a Internet.

Otros servicios en holandés

¿Necesitas ayuda?

2 + 5 =

Presupuestos de traducción holandés<>español

¿De dónde viene el holandés?:

El holandés o neerlandés tiene su origen en el dialecto franconio del bajo alemán. En el siglo XII pasó a ser el idioma literario del neerlandés medio.

Desde el siglo XVII el nuevo neerlandés se convirtió en una lengua totalmente independiente, y en Sudáfrica derivó en una lengua dialectal llamada Afrikaans (también conocida como “holandés del Cabo”).

El holandés o neerlandés es una lengua germánica occidental con unos 28 millones de hablantes (en 2012), principalmente en los Países Bajos y Bélgica. Existen pequeñas comunidades de habla holandesa en el norte de Francia, alrededor de Dunkerque. El holandés también se habla en Aruba, las Antillas Holandesas, Surinam y en Indonesia.

La forma oficial o estándar del neerlandés se conoce como Algemeen Beschaafd Nederlands (ABN), 'Neerlandés General Civilizado'. Se enseña en las escuelas y es utilizado por las autoridades de los Países Bajos, Flandes (Bélgica), Surinam y las Antillas Neerlandesas. Una asociación conocida como Taalunie (Unión de Lenguas), que fue creada por los gobiernos de los Países Bajos y de Flandes, regula la ortografía y la ortografía de la ABN. Los nombres alternativos para la ABN son Algemeen Nederlands (AN), Holandés General, y Standaardnederlands, Holandés Estándar.

Los dialectos holandeses que se hablan en Bélgica se conocen como flamenco (Vlaams). Se diferencian en cierta medida del holandés hablado en los Países Bajos por la entonación y pronunciación, y hay pequeñas diferencias en el vocabulario, incluyendo palabras prestadas del francés y del inglés que no se encuentran en el holandés estándar.

El idioma holandés evolucionó a partir del dialecto Bajo Franconio (Niederfränkisch) del bajo alemán. El primer ejemplo conocido de escritura del Viejo Franconio aparece en un manuscrito latino del siglo IX, las Leyes de los Francos Sálicos, y en las traducciones de los Salmos. Sobrevive alguna poesía escrita en neerlandés medio que data de los siglos XII y XIII. La traducción holandesa de la Biblia, el Staten-Bijbel, de 1619-1637, fue una de las primeras obras importantes del holandés moderno.