Idioma inglés

El inglés pertenece al grupo occidental de la rama germánica de la familia de lenguas indoeuropeas. Está más estrechamente relacionado con los dialectos del bajo alemán y con el neerlandés. El inglés se originó a partir lengua hablada en las Islas Inglesas por las tribus germánicas, los anglos, los sajones y los jutos, que llegaron a las Islas Británicas alrededor del año 450 d.C. y consiguieron desplazar a los habitantes nativos de habla celta a lo que ahora es Escocia, Gales, Cornualles e Irlanda. Los dialectos hablados por estos invasores formaban la base del inglés antiguo, que también estaba fuertemente influenciado por el nórdico antiguo, hablado por los invasores vikingos de los siglos VIII y IX.

Durante los 300 años posteriores a la conquista normanda de 1066, los reyes de Inglaterra sólo hablaban francés. Durante este tiempo, un gran número de palabras francesas fueron asimiladas al inglés antiguo, que también perdió la mayoría de sus inflexiones. El idioma resultante se conoce como inglés medio. Las obras más famosas que sobreviven del inglés antiguo y el inglés medio son Los cuentos de Canterbury, de Beowulf y Chaucer.

Alrededor de 1500, el Gran Desplazamiento Vocálico marcó la transición del inglés medio al inglés moderno.  Ocurrió en los siglos XV-XVIII con una serie de etapas graduales e implicó un cambio de sonidos que afectó a las vocales largas en inglés, conocidas como el Gran Desplazamiento Vocálico.

Dialectos del inglés

El inglés se extendió desde Gran Bretaña en los siglos XVII y XVIII a Norteamérica, el Caribe e Irlanda del Norte; y en los siglos XVIII y XIX al sur de Asia y África. Cuando los colonos se emanciparon de Inglaterra, las variantes de inglés evolucionaron de forma diferente. Con el paso del tiempo, se fueron diferenciando cada vez más entre sí y de su originario inglés británico.

Hoy en día, existen muchas variantes de inglés estándar en el mundo, además de infinidad de variantes no estándar. Las variantes estándar se dividen a menudo en dos grupos diferenciados principalmente por la pronunciación y el vocabulario, que son más perceptibles al hablar que al escribir:

  • El inglés británico, hablado por nativos de inglés en Inglaterra, Irlanda, Gales, Escocia, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica.
  • El inglés americano hablado por nativos educados en inglés en los Estados Unidos y Canadá. Cada una de las dos variedades abarca un gran número de diferencias regionales y sociales en pronunciación, vocabulario e incluso gramática. Como resultado, ya no se puede pensar en el inglés como un idioma unitario. Por el contrario, es más apropiado pensar en los diferentes ingleses del mundo.

Hablantes del inglés

Los cálculos del número de hablantes nativos de inglés varían. El inglés tiene unos 335 millones de hablantes nativos, lo que lo convierte en el tercer idioma nativo más importante del mundo después chino mandarín  (874 millones) y del español (406 millones). Los cálculos del total de personas que hablan inglés como segunda lengua también varían mucho, entre 500 millones y más de 1.000 millones de personas.

El inglés tiene una difusión mayor que cualquier otro idioma del mundo, debido a la influencia política, económica, científica y cultural, primero de Inglaterra y luego de los Estados Unidos. Los países que utilizan el inglés como primera o segunda lengua se encuentran en los cinco continentes, y la población total de estos países representa cerca de la mitad de la población mundial.

Es el idioma oficial o nacional de 52 países, entre ellos Estados Unidos y sus territorios, Reino Unido y los Países de la Commonwealth.

El inglés derivó en un gran número de lenguas criollas y pidgin basadas en el inglés. La mayoría de lenguas criollas de origen inglés se formaron en las colonias británicas en los siglos XVII y XVIII. Hoy en día, se hablan en las islas del Mar Caribe, en África y en las islas del Océano Pacífico.

El inglés es uno de los idiomas oficiales de la Naciones Unidas (ONU), de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), de la Organización de los Estados Americanos (OEA)y de la Unión Europea (UE).

En 2013, el inglés representaba el 55,5% de todo el contenido de Internet.

El inglés es hoy en día el segundo idioma más estudiado del mundo porque se requiere un conocimiento práctico del inglés en muchos campos y profesiones, así como para la comunicación internacional.

Los préstamos del inglés aparecen actualmente en muchos idiomas, especialmente en los campos de la ciencia, la tecnología, la política y la cultura, y la terminología internacional está dominada por términos en inglés.

Los escritos en lengua inglesa han sido los que más premios Nobel han obtenido, por encima de cualquier otro idioma.