Idioma euskera

El euskera es uno de los pocos idiomas no indoeuropeos que se habla en Europa Occidental. Otros de estos idiomas no indoeuropeos son el estonio, el finlandés, el húngaro, el sami y el maltés.  Es una lengua aislada, es decir, no tiene parientes conocidos en ninguna parte del mundo. Esto ha llevado a una serie de hipótesis sobre su origen. La teoría predominante es que una forma temprana de euskera ya se hablaba en el suroeste de Europa antes de la llegada de los proto-indoeuropeos hace unos 2.000 años. Se cree que los vascos ya ocupaban su actual territorio mucho antes de que los celtas y los romanos invadieran sus tierras. Su cultura se remonta al Paleolítico, lo que convierte a su idioma en el más antiguo de Europa. El nombre de vasco proviene del latín vascones. Vasconia era el nombre romano para el territorio de los Pirineos occidentales.

Hoy en día, el euskera es hablado por 659.000 personas en el País Vasco (Euskadi), una comunidad autónoma del norte de España, situada entre Francia y la comunidad autónoma de Navarra.

Hablantes de euskera

El euskera tiene estatus de lengua oficial en el País Vasco, donde la mayoría de los hablantes de euskera también hablan castellano. No tiene estatus oficial en el País Vasco francés, donde mucha gente también habla francés.

Dialectos del euskera

Se reconocen varios dialectos del euskera:

  • el guipuzcoano
  • el alto navarro
  • el bajo navarro o labortano
  • el roncalés
  • el vizcaíno
  • el suletino, hablado en Francia

Todos los dialectos son mutuamente inteligibles, excepto el suletino. El dialecto estandarizado más utilizado es el batua ("unificado" en euskera). Se enseña en la mayoría de las escuelas y se utiliza en los medios de comunicación. Se le suele denominar euskera estándar. Aunque a veces se prefieren las variedades regionales para la comunicación oral, existe un fuerte deseo de utilizar la norma unificada Batua.