Idioma árabe

El árabe (al-'arabiyyah, العربية) es una macrolengua. Es el miembro más grande de la rama semítica de la familia de lenguas afroasiáticas. Incluye a todos los descendientes del árabe clásico hablado principalmente en Oriente Medio y Norte de África. Sus parientes vivos más cercanos son el hebreo y arameo. El término árabe tiene varios significados. Puede utilizarse como un término genérico que abarca todas las variedades del árabe. También puede referirse tanto al árabe clásico como al árabe estándar moderno, y a las numerosas variedades regionales de este idioma. Las variedades regionales se suelen denominar variedades habladas, o coloquiales, del árabe. El árabe es una lengua escrita desde el siglo VI d.C. El árabe influyó en muchas de las lenguas con las que entró en contacto. Entre estas están las lenguas indoiranias (persa, kurdo, pashto), lenguas indoarias (hindi, urdu, bengalí), lenguas turcas (turco), lenguas africanas (suahili, hausa), por nombrar sólo algunos. Estos idiomas adoptaron la escritura árabe y tomaron prestada una gran cantidad de vocabulario árabe. Vocablos de origen árabe se pueden encontrar hoy en día en idiomas de todo el mundo.

Dialectos del árabe

Árabe estándar moderno (MSA), al-fuSHaa , الفصحى

El MSA es la lengua universal del mundo árabe. Es descendiente directo del árabe clásico.El MSA se utiliza en situaciones coloquiales formales, tales como sermones, conferencias, noticieros y discursos, y en todo tipo de escritos formales tales como correspondencia oficial, literatura y periódicos. No existen hablantes nativos del MSA. La mayoría de los árabes con estudios lo aprenden mediante formación académica, aunque muchos árabes sin educación académica en MSA pueden entenderlo en mayor o menor grado. El MSA es bastante uniforme en todo el mundo árabe y sirve como lengua franca para hablantes de diversos dialectos coloquiales, muchos de los cuales, de otro modo, no podrían comunicarse entre sí.

Dialectos del árabe

Árabe clásico

El árabe clásico no es una lengua hablada. El término se refiere al árabe escrito del Corán y de la literatura de la época clásica. El árabe clásico se convirtió en la lengua de la erudición y la religión con la difusión del Islam. Su relación con las variedades habladas modernas es similar a la del latín con las variedades modernas de las lenguas románicas. Se utiliza como lengua de práctica religiosa en todo el mundo islámico. Se aprende formalmente en la escuela y ha cambiado muy poco en su gramática desde el siglo VII d.C.

Árabe coloquial (hablado), العامية (al-)`āmmiyya (oriental) o الدارجة (ad-)dārija (occidental) Este término se refiere a las variedades regionales utilizadas en la comunicación cotidiana y en la cultura popular. Se utiliza en películas, obras de teatro e incluso en obras literarias. Todas las variedades coloquiales son adquiridas por los niños como primera lengua. Existen numerosos dialectos hablados que varían a lo largo de las líneas geográficas, socioeconómicas y religiosas. Los árabes de una región normalmente pueden entender dialectos de otras regiones, dependiendo de su proximidad geográfica y de su conocimiento del árabe estándar moderno. Los factores que diferencian las variedades coloquiales incluyen la influencia de las lenguas que se hablaban en la zona antes de la llegada de los árabes, el impacto de las lenguas vecinas y el prestigioso papel de las lenguas de las potencias coloniales.

Hablantes de árabe

Se calcula que existen 223 millones de hablantes de las 30 variedades de árabe conocidas. Una proporción significativa de ellos también pueden hablar y entender el árabe estándar moderno (MSA), además de la variedad hablada que se aprende como primer idioma. El árabe estándar moderno es la lengua oficial de todos los países árabes y es la única forma de enseñanza del árabe en todos los niveles educativos. El árabe es idioma oficial o co-oficial en 25 países que incluyen, entre otros, Argelia, Bahrein, Chad, Djibouti, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Iraq, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Omán, Cisjordania y Gaza, Qatar, Somalia, Sudán, Siria, Túnez, Mauritania y Yemen. Además de los países árabes, en los que se concentran los arabohablantes, en todo el mundo hay un gran número de personas que hablan árabe.