Idioma alemán

El alemán (Deutsch) pertenece al grupo occidental de la rama germánica de la familia de lenguas indoeuropeas. Es uno de los idiomas más importantes del mundo y lo hablan unos 95 millones de nativos; 28 millones de personas lo hablan como segundo idioma en unos 40 países de todo el mundo.

El alemán se apartó de otras lenguas germánicas por una mutación fonética llamada la Mutación Consonántica del Alto Alemán, también conocida como la Segunda Mutación Consonántica del Alemán, que ocurrió en los siglos III al V y que probablemente se completó en el siglo IX d.C. Su efecto se puede observarse al comparar palabras modernas en alemán con sus correspondientes en inglés, por ejemplo, pound-Pfund, apple-Apfel, cat-Katze, heart-Herz, make-machen. La Mutación Consonántica del Alto Alemán dividió a Alemania en una parte septentrional más pequeña (sin mutación fonética) y una parte central y otra meridional más amplia (con la mutación consonántica). Los otros países donde se habla alemán están todos al sur de esta frontera. Dado que la mutación consonántica no se produjo en las tierras bajas del norte de Alemania, su idioma se llama bajo alemán (Plattdeutsch), para distinguirlo del alto alemán (Hochdeutsch) que se habla en las áreas donde sí se produjo la mutación fonética.

El alemán ha sufrido una serie de cambios a lo largo de la historia.

Antiguo Alto Alemán

Se habló hasta los siglos X y XI. Su gramática se parecía a la del latín o las lenguas eslavas por su complejidad. Resulta incomprensible para los lectores del alemán moderno.

Alto Alemán Medio

Se habló hasta el final de la Edad Media. Resulta parcialmente comprensible para los lectores del alemán moderno

Nuevo Alto Alemán

Se desarrolló a finales de la Edad Media. Resulta parcialmente comprensible para los lectores del alemán moderno.

Dialectos del alemán

Existen diferencias considerables entre los dialectos alemanes. Todos los dialectos alemanes pertenecen al continuum dialectal entre el Alto Alemán y el Bajo Alemán. Sólo los dialectos vecinos se entienden entre sí. Muchos dialectos no son comprensibles para los hablantes del alemán estándar.

Los dialectos del bajo alemán están más estrechamente vinculados con el Neerlandés que con los dialectos del alto alemán.

Los dialectos del alto alemán, hablados en la región norte del Rin se dividen en alemán medio y superior.

El alemán estándar es una variante del alto alemán, que se desarrolló en Sajonia y que fue aceptada como norma escrita en los siglos XVI y XVII.

El alemán austríaco y suizo se basan en el alemán superior.

Los dialectos del alto alemán hablados por los judíos asquenazíes tienen varias características únicas, y por lo general se consideran como un idioma separado, llamado Yiddish.

Los dialectos alemanes hablados en las colonias fundadas por germanófonos se basaban en los dialectos regionales hablados por los colonos, por ejemplo, el alemán de Pennsylvania (erróneamente llamado Dutch en lugar de Deutsch) se basa en el alemán del Palatinado.

Hablantes de alemán

El alemán es el idioma oficial de Alemania (junto con el danés, el frisón y el sorabo como lenguas minoritarias), donde lo hablan 70 millones de personas como primera lengua y otros 8 millones como segunda lengua.

El alemán estándar es el único idioma oficial en Liechtenstein y es hablado por 7,5 millones de personas en Austria.

En Suiza, el alemán comparte co-oficialidad con el francés, el italiano y el romanche.

En Bélgica, el alemán es idioma regional oficial en las zonas germanófonas.

En Luxemburgo, el alemán comparte estatus oficial con el francés y el luxemburgués.

El alemán es el idioma oficial, junto con el italiano, de la Guardia Suiza del Vaticano.

El alemán se utiliza como lengua regional en Italia, Hungría, Eslovaquia, Rumanía, Dinamarca, Francia y Namibia.

El alemán es una de las 24 lenguas oficiales de la Unión Europea. Es la lengua con mayor número de hablantes nativos de la Unión Europea y la segunda lengua más hablada en Europa después del inglés.

El alemán es uno de los tres idiomas de trabajo de la Comisión Europea, junto con el inglés y el francés.

El alemán fue en una ocasión lengua franca en Europa central, oriental y septentrional. Hoy en día, es el segundo idioma más estudiado en Europa y Asia, después del inglés. La popularidad del alemán se apoya en la amplia disponibilidad de televisión en alemán por toda Europa.

El alemán es el tercer idioma más enseñado en el mundo después del español y el francés.