10 motivos para traducir nuestra web de empresa

por | 30 Nov 2015 | Traducción Web

Internet no para de crecer y se ha convertido en el punto de información donde empresas y particulares buscan productos, servicios e información. Para las empresas que quieren adelantarse a la competencia, un sitio web multilingüe representa la forma más rápida y eficiente de ampliar su cartera de clientes e incrementar sus ventas. A la hora de implantar una estrategia de internacionalización, disponer de un sitio web multilingüe resulta imprescindible para cualquier empresa.

Presentamos 10 motivos por los que vale la pena traducir la web de nuestra empresa

1. No centrarnos sólo en clientes nacionales o hispanohablantes

Traducir nuestra web al inglés amplía notablemente nuestro ámbito de acción. Pero tampoco creamos que por traducir sólo al inglés vamos a llegar a todos los clientes. Es cierto que Internet es una invención de anglófonos y que existen infinidad de webs en inglés. Pero los tiempos están cambiando. El acceso a Internet se está democratizando y países que hasta hace poco estaban a la cola en cuestiones de Internet, ya disponen de conexión a la red. Según algunos estudios, las mejores oportunidades comerciales se encuentran en países con menor proporción entre usuarios y sitios web.

Hay otros factores a tener en cuenta, como el hecho de que el 70% de la población no entiende inglés. Aún así, el 57% de las webs están sólo en inglés. Por otra parte, más de la mitad de las búsquedas en Google no son en inglés.

A nivel europeo, el 90% de los internautas asegura que, si tiene opción de elegir el idioma de una web, prefiere navegar en su propio idioma. Sólo la mitad seguirían con la versión en inglés si no tuvieran más remedio.

2. Mejora nuestro posicionamiento en motores de búsqueda

Los motores de búsqueda son los que hacen que los usuarios lleguen hasta nosotros. En algunos países como China, Japón o Rusia, Google no es el principal motor de búsqueda y lo que interesa es que también esos motores sepan que existimos. Pero ya sea Google, Yandex o Bing, los motores de búsqueda reconocen cuándo un sitio web está traducido u ofrece versiones en varios idiomas. Esto hace que mejore el posicionamiento porque lo que se valora es que estemos ofreciendo una buena experiencia de usuario.

Los buscadores permiten realizar búsquedas en varios idiomas, pero, a menos que ofrezcamos una web multilingüe, estos motores no encontrarán nuestra web cuando el usuario realice una búsqueda en su idioma nativo.

3. Es una estrategia de marketing muy rentable

Poder comunicarse, en su propio idioma, con un público internacional totalmente nuevo repercutirá decisivamente no sólo a nivel económico sino que también contribuirá a mejorar nuestra estrategia de marketing y a revalorizar la percepción de nuestra marca, servicio o producto.

A fin de cuentas, una web multilingüe es probablemente una de las estrategias de marketing más rentables para nuestra empresa: atraer a nuevos usuarios, crear vínculos con nuevos clientes y darle a nuestra marca un alcance internacional.

4. Atrae a nuevos clientes

En última instancia, lo que hace una web multilingüe es traernos nuevos clientes. Al exponer nuestro sitio ante miles y miles de personas, nuestra empresa estará llegando a cualquier rincón del mundo. Cuando traducimos la web al idioma de nuestros potenciales usuarios, automáticamente estamos llamando su atención.

5. Incrementa las ventas

Por cada idioma al que traducimos nuestra web, las probabilidades de ventas se incrementan en un 100%. Sólo traduciendo nuestra web a los idiomas más comunes de nuestro entorno (por ejemplo, al inglés, francés, alemán e italiano), las ventas pueden llegar a incrementarse en más de un 400%. Pocas estrategias logran conseguir tantas ventas por tan poca inversión.

6. Demuestra que pensamos en el cliente

Una web multilingüe es un indicativo de que nos importan nuestros clientes. Con este gesto demostramos que nuestros clientes son muy importantes para nosotros y que nos preocupamos por ofrecerles la web en su idioma. Como casi todo en el mundo de los negocios, si los clientes ven que nos interesamos por ellos querrán volver a comprar nuestros productos o servicios.

7. Inspira confianza

Para muchas culturas comprar por Internet es, en la mayoría de casos, una cuestión de confianza, sobre todo si compran en un idioma que no dominan perfectamente. Ofrecer la web en varios idiomas hace que los clientes se sientan seguros porque saben qué están comprando y a quién le están comprando.

8. Nos adaptamos a la cultura del cliente

Una web multilingüe, si está bien diseñada, supera cualquier posible barrera cultural y nos permite dirigirnos en el idioma nativo del usuario. Con esto se logra que el usuario entre automáticamente en su “zona de confort cultural” ya que puede navegar, entender e interactuar con la web en su propio idioma.

9. Nos adelantamos a la competencia

Hoy en día, para ser competitivo hay que salirse de la norma. Muchas empresas intentan diferenciarse de sus competidores. Estudiemos a la competencia: si ellos tienen una web multilingüe, ¿por qué nosotros no? Pero si ellos no la tienen, ¿por qué no afianzarnos como líderes en el mercado y asentar la empresa fuera de nuestras fronteras?

10. Nos presentamos como una marca internacional

La imagen lo es todo. Una web multilingüe demuestra que pensamos, trabajamos y operamos a nivel mundial.

Conclusión

Las estrategias comerciales que emplean las empresas van cambiando con los años. Hace un tiempo, sólo las empresas multinacionales disponían de webs en varios idiomas. Pero hoy en día, gracias a los sistemas de gestión de contenidos como WordPress o Joomla y a tecnologías como los proxies de traducción, disponer de una presencia web en varios idiomas está al alcance de cualquier empresa. La inversión inicial no tiene por qué ser muy costosa. Y si observamos que el impacto el positivo, siempre podemos ampliar a otros idiomas o traducir la web completa.